RUTA URBANA

Un buen turismo con las mejores rutas

La ruta urbana nos permite conocer todo el territorio en un único recorrido. Al menos, en lo que respecta a los sitios más importantes de la localidad… A continuación, te enseñamos las paradas del transitar de esta ruta:

La Plaza de España; la cual antiguamente era el centro del pueblo, la misma tenía una fuente cuadrada de piedra en su centro. Es famosa por ser el lugar en el que se realizan los festejos taurinos desde hace siglos. Y, sobre todo, por su particular forma rectangular.

Los primeros documentos que recogen datos sobre ésta plaza y las celebraciones en el municipio datan de 1580. El montaje de esta plaza es famoso por su peculiar estructura. Ya que, no existen barreras que separen el ruedo de las gradas. Puesto que, desde el suelo hacia arriba arrancan unas filas de palos circulares a los que le siguen las tablas de madera y sólo existen algunos burladeros que están reservados para los toreros.

Sin embargo, esta forma de estructura es relativamente reciente, pues data de los años 1990. Antiguamente, el montaje de la plaza de toros se realizaba con remolques y palos de madera redondos y los toros al principio se encerraban en el “callejón de la Latas”;
lugar en el que se improvisaba una especia de corral. Después empezaron a encerrarse en el “callejón de la Conce”. Desde siempre, el inicio del encierro se avisa con el lanzamiento de tres cohetes, a partir de este momento se echan los toros a correr por la calle de las Eras y cuesta de la calle del Rio, hasta llegar a la Plaza de España.

La Cruz del Conde por el cobertizo de la Conce… En este punto nos encontramos con la Cruz del Conde y la casa de Moctezuma. Lo primero que vemos es una fuente coronada por una cruz, siendo ésta recuerdo de la original levantada en tiempos de Pedro Tesifon de Moctezuma. La cruz ha sido modificada varias veces a lo largo de su historia, pero se conserva en la memoria el motivo por el que fue erigida, la excomulgación del Conde.

La cruz del Conde es una de las primeras de las que se tiene constancia, trata de un pilar de hormigón circular de unos 2,5 m de alto con una base cuadrada y una cruz de hierro en lo alto. La forja de esta cruz no corresponde con el siglo XVII, sino que es de
varios siglos después, hacia los años 40,50 del pasado siglo XX. Esta cruz se conserva en la actualidad en el tejado de la ermita de San Francisco. A lo largo de su historia ha sufrido remodelaciones, en las cuales se han combinado pilares y caños de agua, hasta llegar a la cruz que existe en la actualidad.

La ermita de Santo Marcos criado, Esta es la famosa ermita del Santo Marcos Criado, el cual fue martirizado por los moriscos. Nació en Andújar en 1522 e ingreso en la Orden Trinitaria, predicando en su cuidad, en Úbeda y Jaén.

Esta ermita tiene la particularidad de estar en el lugar exacto, según la tradición, donde sufrió martirio San Marcos Criado. Data del año 1899 y tiene un artesonado de madera, un pequeño retablo de estilo gótico de los años 60 . Además, la imagen que preside esta ermita es de los años 50 y destaca por su altura y por su fuerte expresividad. Hay otros elementos que son importantes, tal es el caso del cuadro de Santa Rita de Casia, otro del Sagrado Corazón de Jesús y uno más de la Virgen de la Cabeza.

La ermita de San Francisco, De esta ermita hay que destacar que es una de las más
antiguas que posee La Peza. En sus orígenes fue una mezquita menor, por lo cual está
situada en dirección a la meca. Fue demolida, reconstruida y consagrada para el
culto cristiano en el siglo XVI.
Su exterior es de estilo mudéjar, en el interior conserva la
imagen de San Francisco, en ,un pequeño retablo de estilo gótico que data de los años
60.

La ermita de San Antón, La ermita está en el punto más alto del pueblo. Se trata de una ermita que data de los años 60; pues para esas fechas se demolió la anterior que era más antigua. En el interior se encuentra la imagen de San Antón, la cual carece de valor artístico.

Castillo de La Peza; Llegamos a las ruinas del castillo árabe que data del siglo XI. Era un castillo fortaleza; pues su función principal era salvaguardar la villa y garantizar el transito seguro por dicha ruta. La cual, es y sigue siendo muy importante. Recordemos que, era un punto clave que comunicaba el Levante peninsular con el Valle del Genil y la Vega de Granada.

Lavaderos, su principal función era la de permitir lavar la ropa de la gente del pueblo. Aunque, también era un lugar de reunión para las vecinas, pues les permitía ponerse al día con las noticias que circulaban por el pueblo, al mismo tiempo de socializar.

Fuente del Culo, se cree que recibe este peculiar nombre debido a que el surtidor; por el cual sale el agua está muy bajo, casi al ras del suelo. De hecho, a lo largo del tiempo el nivel del suelo se ha rebajado y ahora hay que bajar unos escalones para poder recoger el agua. Las mujeres, cuando iban a coger agua debían agacharse tanto que se les veía su parte trasera, de allí el origen del nombre. Ésta fuente, se encuentra junto al cauce del arroyo Espique y junto a la fuente hay hermosas y viejas nogueras que prestan su sombra para el descanso.

La fuente de la cruz de los caídos es un monumento en memoria de los caídos en la Guerra Civil. Este lugar tiene una historia especial, pues antiguamente los columpios que venían para las fiestas se ponían a la entrada de la plaza. Sin embargo, un año se cambiaron y se pusieron en este sitio. Como todos sabemos, la noria siempre ha sido el columpio favorito de todos desde tiempos remotos. Y, particularmente, ese año la noria se colocó cerca del rio y el dueño de la misma dejo el camión aparcado en la calle de las Eras. No se sabe si el dueño olvidó poner freno o el camión tuvo algún tipo de falla. Lo cierto es que, el camión se precipito contra la noria.

La mujer del dueño, en un intento de parar el camión para que no chocara contra la noria,
fue arrollada por este, a su vez, muchos niños resultaron heridos y tuvieron
que ser hospitalizados y la dueña de la noria falleció.

Este parque se realizó en honor al Alcalde Carbonero, por ello hay un busto de piedra y un cañón de hierro que glorifican la hazaña realizado por este personaje en 1810. Este municipio es conocido desde tiempos antiguos por su famosa batalla contra los franceses en dicho año…

Cuando los franceses querían invadir el pueblo para recoger provisiones; los vecinos de este pueblo, liderados por el Alcalde Manuel Atienza, se negaron a entregar sus bienes al ejército francés. Combatiéndolos con todo lo que tenían para impedir su entrada.

El alcalde Manuel Atienza, al saber de las intenciones de los franceses, tras la rendición de Guadix; formo un ejército para combatirlos. Era un pueblo de carboneros, leñadores y pastores inexpertos en la batalla. Sin embargo, este alcalde logró armar un ejercito y salir adelante heroicamente sin doblegarse ante el enemigo y dejando a su rastro una historia de valentía y orgullo. De allí que, a partir de entonces haya sido conocido como el Alcalde Carbonero.

Ermita de San Marcos, es el patrón de La Peza y su fiesta se celebra el día 25 de abril, este día se saca al santo en procesión desde la iglesia hasta su ermita. La imagen del santo que se encuentra en la ermita, fue trasladada a ella por motivos de seguridad, pues la imagen data del siglo XVIII y tiene un alto valor artístico, cultural e histórico. Dicha ermita, también fue construida en el siglo XVI y dada su orientación hacia la Meca se cree que pudo ser una mezquita árabe. En su interior, alberga un Vía Crucis; el cual consta de 14 reproducciones de la pasión de Cristo que fueron hechos en cartón piedra en los años 40. Además de una pequeña espadaña con una campana.

Ermita de Santa Lucia, en esta ermita se destaca la imagen de la Santa que data del año 2002. La cual, recibe muchas promesas de gente que busca la curación a problemas de la visión y los ojos. Su fiesta se celebra el 13 de diciembre. Este día, por la tarde, se sube a la ermita con longaniza, morcilla y chorizo, se hacen unas pequeñas hogueras y se pasa allí la tarde en honor a la santa.

Volviendo a la hazaña de 1810, donde se enfrentó a los franceses que querían invadir a la región de La Peza, es importante destacar que los lapezanos demostraron gran valentía y honor a la hora de defender lo suyo bajo el mando del Alcalde Carbonero.

La estrategia consistió en tapar las avenidas principales con murallas de troncos de encina y otros árboles gigantescos. Los cuales, la población bajo del monte para tal fin, aquel recio muro de madera formaba una especie de torre por el lado fronterizo al camino de Guadix. Y, encima de esta torre, se había colocado un cañón de madera fabricado por ellos mismos. Se trato de un colosal tronco de encina ahuecado al fuego y ceñido con recias cuerdas redobladas por alambres. Dicha arma estaba cargada hasta la boca con pólvora y una infinidad de balas, piedras, pedazos de hierro viejo y todo lo que pudiera servir de proyectil.

Además de esto, las personas del pueblo se armaron con todo tipo de armas blancas y negras. Tal es el caso de escopetas, trabucos, puñales, hachas de hacer leña y todas las hondas necesarias para hacer volar las piedras. Además, una verdadera selva de garrotes y porras de variados gustos. Éste ejército estaba formado por unos 200 hombres y dirigidos por su alcalde Manuel Atienza.

La Cruz Blanca, data del año 1551 y fue levantada por mandato del Obispo de Guadix, Don Martin de Ayala, en su primera visita pastoral. Esto, según la inscripción incisa del pedestal en su cara principal.

El nombre por el que era conocida en su origen era la Cruz del Perdón, pues ante ella se castigaba a quién osaba ofender la fe. Posiblemente, nos encontremos ante un lugar de expiación de la culpa con doble función: Por un lado, para humillar a quienes ofendían la fe. Por el otro, como muestra de piedad hacia el pueblo. De esta manera, se fomentaba la doctrina entre los viajantes, mientras se impartía justicia.

La cruz es de estilo renacentista, con un cristo de tres clavos y disposición del paño de pureza corto y anudado a la izquierda. El cartel de INRI dispuesto en la zona superior. La parte opuesta del crucero contiene la imagen de la virgen con un niño Jesús en sus brazos. Es decir, María como madre del redentor. La imagen de la virgen en la cruz era algo muy poco común en aquella época. Ambas figuras, se encuentran sin cabeza. Ya que, al parecer durante la guerra civil fueron tiroteadas y la cruz destruida.

Fuente de los Caños Gordos, se encuentra a la sombra del viejo castaño y situada delante de una antigua posada. Se utilizaba como abrevadero de los animales y para uso y consumo de los vecinos. Sobre todo, cuando no había agua potable. Antiguamente, era el sitio de reunión de las mujeres del pueblo por las mañanas, momento en el que iban a coger agua para las faenas domésticas. Aprovechando la ocasión para hablar con las vecinas y así enterarse de lo que ocurría en el pueblo. Por las tardes y noches, los vecinos se sentaban y, aún se sientan, en torno al pilar para tomar el aire y charlar.

Cañillos chicos, ésta agua procede de un manantial que nace junto a la iglesia. La misma,
se suministraba para los antiguos baños árabes, hoy en día desaparecidos, y que
existieron en el siglo XV. Los cuales, se encontraban justo donde ahora se ubica la iglesia.
Por lo que, el agua del manantial fue redirigida hasta esta fuente.

En tiempos donde reinaba el imperio musulmán, existía en La Peza un baño árabe junto
al Aljama
, para el uso de los moriscos. Los restos del baño mudéjar y morisco, forman
parte de la actual sacristía y vivienda del párroco.

Nos encontramos ante una iglesia Mudéjar del siglo XVI, la cual ha sufrido varios cambios a lo largo de la historia. Era un edificio modesto de una nave, que en los siglos siguientes fue ampliado y enriquecido..

La fachada principal es de estilo barroco, en ella destacan dos grandes estípites rematados en pirámides y fuertes moldurajes, todo labrado en ladrillo. Esta fachada se hizo en el año 1717, bajo el episcopado de Juan de Montalbán, como reza en la inscripción.

Curiosa es la presencia en este templo de dos torres, de diferentes épocas. La antigua del siglo XVI de extrema sobriedad. La otra, terminada en 1792, muestra alarde de clasicismo en sus moldurajes. Un campanario ochavado y pequeño chapitel, todo ellos sustentado sobre un alto cuerpo de cantería.

Interior de la iglesia…

Algo más de dos siglos duro la construcción de la iglesia actual. La cual, está cubierta con artesonado de Par y Nudillo (un sistema estructural de carga por igual encima del muro, sin concentrar pesos).

A la nave rectangular se abren capillas laterales con arcos góticos alanceados. El presbiterio, se diferencia del resto de la nave enmarcado por un arco de medio punto, algo rebajado.

Se trata de un edificio aislado con una extensión de 578 metros cuadrados, sin
incluir la superficie de las dos torres. El coro, localizado a los pies de la iglesia, es de una riqueza destacable por sus maderas talladas. Apoyándose en grandes ménsulas con adornos de acanto. Fue realizado en 1723 con madera de pino y nogal.

LA PEZA

VEN A VISITARNOS

AYUNTAMIENTO DE LA PEZA